OhSeñor, hazme un instrumento de TPaz .
D
onde hay odio, que lleve yo el Amor.

D
onde haya ofensa, que lleve yo el   Perdón.
D
onde haya discordia, que lleve yo la Unión
D
onde haya duda, que lleve yo la Fe.
D
onde haya error, que lleve yo la Verdad.
D
onde haya desesperación, que lleve yo la Alegría.

D
onde haya tinieblas, que lleve yo la Luz.

Oh, Maestro, haced que yo no busque tanto ser consolado, sino consolar;
ser comprendido, sino comprender;
ser amado, como amar.

Porque es:
Dando , que se recibe;
Perdonando, que se es perdonado;
Muriendo, que se resucita a la
Vida Eterna.

Amén

Esperando la Fiesta de San Pedro, en la Isla de Melinka de Chile, quise hacer un Seminario de Vida en el Espíritu Santo, aferrado a la Palabra de Dios y que mejor que con textos donde interviene Pedro o con sus cartas.

Por él, ustedes creen en Dios, que lo ha resucitado y lo ha glorificado, de manera que la fe y la esperanza de ustedes estén puestas en Dios.

Hermanos por fe tenemos que creer que hemos sido renovados, vivificados y que Jesús con su muerte y resurrección nos ha dado una vida nueva oportunidad de vida. Para creer eso necesitamos la Fe, un don que no a todos los hombres y mujeres se les ha dado, pero que podemos obtener por gracia de Dios y si nosotros lo solicitamos. Fe, que no debemos dejar que se marchite, sino que se debefortalecer diariamente. Tenemos que creer por fe y vivir en fe todos los días el amor de Jesucristo, y creer que después de la tormenta viene la calma, creer por fe que tenemos un Dios más grande que cualquier enfermedad psicológica, física, del alma, o espiritual;  cualquier pecado, cualquier problema, cualquier miedo.

Insisto que nuestra fe tiene que ser fortalecida y fundamentada en el Sacramento de nuestra fe, al que respondemos, anunciamos tu muerte proclamamos tu resurrección ven Señor Jesús. La Eucaristía es el gran misterio de nuestra Fe, ves pan, pero no es Pan, sabe a vino, pero no es vino, es el Cuerpo y la Sangre de nuestro Señor Jesús, derramada para la salvación del mundo entero.

Si quieres ver cosas grandes, si quieres tomar un milagro de Dios para tu vida, toma y abraza la Fe, si tienes un corazón abierto y dispuesto a una Fe grande, verás un Dios grande.  La fe te ayudará a fijar tu mirada en ese Dios dado gratuitamente para ti.

Entonces Pedro le respondió: «Señor, si eres tú, mándame ir a tu encuentro sobre el agua». «Ven», le dijo Jesús. Y Pedro, bajando de la barca, comenzó a caminar sobre el agua en dirección a él. Pero, al ver la violencia del viento, tuvo miedo, y como empezaba a hundirse, gritó: «Señor, sálvame». En seguida, Jesús le tendió la mano y lo sostuvo, mientras le decía: «Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?».  (Mateo 14, 28)

En una primera instancia vemos a un Pedro lleno de Fe, diciéndole a Jesús, Señor si eres tu llévame hacia ti, ven le dijo Jesús y empezó a caminar hacia Jesús, en dirección a Él. Pero luego el texto nos dice, al ver la violencia de los vientos, éste comenzó a hundirse. Pedro dejó de ver a Jesús, quitó su mirada de Él.

Querido hermano y hermana. Cuando nosotros, dejamos de mirar a Jesús, nos empezamos a hundir, a hundir en problemas, en depresión, en placeres del mundo, en el pecado, nos empezamos a hundir en la pereza, nos podemos convertir en “trabajólicos”, perdiendo nuestro único centro, Jesucristo. El es el camino, la verdad y la vida (Jn 14), todo lo demás, llévalo hacia el camino. Tu matrimonio, tu vida, tu familia, tu trabajo, tus sueños, llévalos a Jesús. Sin importar las consecuencias, el te quiere llevar a caminar sobre las aguas, pero no debes dejar de mirarlo El, sobre todo en la Eucaristía, en tus sacramentos, en tu estudio bíblico, en tus actos y obras.

Oremos: Padre Santo, recibo el don de la Fe, para mi cuerpo, alma y espíritu, aumenta mi fe y hoy recibo más Fe para mi vida, con un corazón dispuesto  y abierto a tu amor. Dame la Fe para creer que tú me amas, como nadie más lo puede hacer en este mundo. Quiero creer que tú eres más grande que mi pecado, más grande que cualquier dificultad, problema, miedo, temor, enfermedad.  Quiero que ésta Fe, que me has dado hoy, me ayude a fijar todo mi ser en ti, Dios Padre todo poderoso, amoroso y lento a la ira. Te alabo Padre. Gracias Padre, Gracias Jesús, Gracias Espíritu Santo. Te lo pido en el nombre de Jesús, el hijo de María. Amén.  

Hermanos y Hermanas. Como eco de nuestra más reciente Fiesta de Pentecostés, comparto con ustedes el video clip de la canción “Envía”.

Espero que a través de  ésta canción, el Espíritu Santo, sea capaz de renovar tu vida y la de las personas que te rodean.

Disfrútalo y compártelo con tus amigos.

Atte

Felipe Cáceres

Publicado: 26 mayo, 2011 en Sobre mis rodillas

Estimados hermanos y hermanas.

Tengo el agrado de compartir con ustedes el pre-lanzamiento de la canción “Envía”, que corresponde al tercer sencillo del disco Sobre mis rodillas. Los invito a compartir este enlace con sus contactos y amigos en facebook. Dios los bendice!

atte

Felipe Cáceres

http://www.youtube.com/watch?v=V6BlS3hsobM

VIDEOS CRISTIANOS

Publicado: 14 abril, 2011 en Música


MusicPlaylistView Profile
Create a playlist at MixPod.com

PARA VER LOS VIDEOS HAZ CLICK EN LA PALABRA VIDEO QUE ESTÁ EN EL EXTREMO SUPERIOR IZQUIERDO DEL REPRODUCTOR.

El día 6 de la misión, partió un poco incomodo, porque una hemorragia nasal me despertó a las 5:11 de la mañana y había puesto el despertador a las 5:25. No se asusten, siempre me pasa eso con tanto calor o con los cambios bruscos de temperatura. Nos vinieron a buscar a la hora acordada y partimos nuestro viaje hacia San Cristobal.

En el viaje fue muy grato compartir ideas con John, visiones, experiencias y anhelos. Además compartimos gustos musicales con Robert, Alex y Fabio. Los paisajes eran hermosos, pasamos por el borde de muchos acantilados y había mucho verde por todas partes. La fraternidad entre nosotros cada día aumentaba más.

Después de 9 horas de viaje, llegamos por fin a San Cristobal, al lugar donde iba a ser el concierto. Nos esperaban más de 40 personas, jóvenes y organizadores del evento, con pancartas y con una sonrisa muy linda en cada uno de ellos…nada mejor. Fue allí, donde pude conocer a Yuseli, una joven, llena del amor de Dios, que al vernos llegar, le brillaban sus ojos de alegría y de emoción, es esa alegría que tú sientes por una persona por las que has orado mucho para que este bien y para que nada malo le pase y que al verla bien, puedes sentir el gozo y la certeza en tu corazón, de que Dios ha escuchado tu plegaria. Conocí también a Vladimir y a su familia, un hombre del cual rebosa el amor y la generosidad, para con los proyectos de Dios, motor fundamental de todo este proyecto de amor en San Cristobal. Estaba también el Padre Jean Carlo, un sacerdote joven, pilar fundamental también, de esta aventura en Jesús.

El lugar era un estacionamiento de un pequeño centro comercial; había un Subway, una tienda de motos, la hermosa capilla de la Virgen de la Natividad y la Emisora Radionatividad. Nos bajamos saludamos y pudimos contemplar las 1500 sillas que estaban en ese lugar, la tarima y el sonido que estaba dispuesto. Lo primero que nos mostraron fue la capilla. Hace mucho tiempo que no entraba a un lugar y sentía tanta unción. Hermosa y llena de fotografías de Jerusalén, muy cálida, acogedora, donde fue inevitable colocarse de rodillas para recibir esa presencia de nuestro Dios. Luego fue el turno de conocer la Emisora Radionatividad, un hermoso proyecto, equipos de primer nivel, una idea que surgió y se desarrolla gracias a la  generosidad de muchas personas, que creen en un San Cristobal y en un estado de Zulia, lleno de la presencia de Dios, respondiendo al llamado de Jesús y de la Iglesia, “Discípulos y Misioneros de Jesucristo para que los pueblos tengan vida en El”. (www.radionatividad.com)

Después de un rico almuerzo en Subway y de empezar a conocer a los héroes anónimos de toda esta misión, probamos sonido y nos llevaron al lugar donde pasamos la noche. Era una casa de retiro que estaba en la cima de un cerro, de la Familia Fuente Real, comunidad cuya misión es trabajar con las personas para que puedan sanar las heridas de su corazón, en distintas etapas de su vida, comenzando desde el vientre materno. Es maravilloso poder saber que tenemos un Sanador, llamado Jesucristo,  que puede ir a nuestro pasado y cortar la raíz de nuestras enfermedades y curarlas por completo. Conocimos al Fundador de la comunidad, el Padre Stephen Harney un hombre lleno del amor de Dios y de su bendición.

Ya listos para el concierto, nos trasladamos al lugar, escuchando la Radionatividad en el auto. Llegando, nos esperaban unas 800 personas y nos recibieron con un cariñoso aplauso. Después de un grato momento de oración, comenzamos esta nueva aventura con Jesús. Estuve cantando y orando con San Cristobal por 1hra aproximadamente, donde pudimos alabar y adorar a nuestro Señor, gozarnos en su presencia y en su amor. Fue todo maravilloso. Luego fue el turno de John, donde el Señor pudo terminar su obra, sanando heridas del alma, en muchos jóvenes y familias. Donde una persona que sufría del dolor de una pierna y le costaba moverla, pudo subir la escalera de más de 2 metros de altura del escenario. Fue hermoso ver a Jesús manifestarse a través de la música y de la oración, con signos tan concretos, que a veces por falta de Fe, los necesitamos como Tomás (Jn 20, 25). La gente pudo adorar a Jesús sacramentado y llorar a sus pies, restaurar sus vidas bajo su mirada.

El concierto finalizó y nos quedamos para compartir con la gente y recibir su cariño y estimación. Fue allí, cuando se me acerco un matrimonio de un ciego y su esposa (vidente), con sus ojos llenos de alegría, me agradecieron por todo, fue tanto el cariño que fue inevitable retribuirles y oré por ellos, deseando que Jesús siga llenando su vida de su amor.

Finalizamos, obviamente comiendo y con la sorpresa de una vacuna que nos protegería del AH1N1.

Al otro día, me desperté sintiéndome no muy bien, con un leve malestar estomacal, recordando las más de diez empanaditas heladas, que me había comido en la noche. Con un pequeño dolor de cabeza también, me imagino que producto de la vacuna.

Ese día correspondía  descanso, ya que al otro día, nos esperaba un viaje de 28 hrs hasta Ciudad Bolívar. Así que nos reunimos en el Subway, para almorzar. Como yo estaba delicado de mí estomago, el Padre Jean Carlos, se ofreció gentilmente para llevarme a otro lugar.

En el almuerzo y en el trayecto, pude compartir con los seminaristas y el Padre, intercambiar experiencias, testimonios de vida y maravillarnos de cómo Dios actúa de la misma forma, en distintas partes del mundo. Terminamos de almorzar y nos fuimos a la Santa Misa  en la Capilla de la Virgen de la Natividad.

Al llegar al lugar, en el Subway estaban los chicos, con más de 50 jóvenes, esperando para vivir la misa. Cantamos en la misa, la vivimos con mucha profundidad, pero el mejor momento fue la exposición del Santísimo Sacramento. Fue al final de este momento, cuando nos invitaron a pasar adelante y el Padre Jean Carlos, nos hace tomar la custodia del Santísimo Sacramento con una mano. Allí estábamos todos, siendo servidos por nuestro Señor, llenándonos de su amor y de su fortaleza, diciéndonos, ánimo Yo estoy con ustedes, Yo voy delante de ustedes en esta misión, continúen…Fue un momento maravilloso. Luego cantamos unas alabanzas a nuestro Señor y nos seguíamos gozando en El. Finalizamos la noche  compartiendo una exquisita comida, con los organizadores y jóvenes de San Cristobal.

Al otro día, ya mucho mejor del estomago, nos levantamos con la idea de viajar las 28 horas hasta Ciudad Bolivar, ya habíamos sacado las cuentas, estimando una hora de salida y ya estábamos un poco atrasados.  Teníamos cierta incertidumbre porque nadie estaba apurado por salir, fue una situación  confusa. Ya estábamos listos para salir y nos empezamos a despedir de los miembros de la comunidad Familia Fuente Real. Una de las cosas más lindas fue que al despedirnos del Padre Stephen Harney, quien amablemente nos da su bendición y  nos ungió con aceite en nuestras manos y cabeza.

Al momento de reunirnos con Jon y los organizadores, nos dan la maravillosa noticia de que habían costeado los pasajes de todos para irnos en avión a Cuidad Bolivar. Fue un gran alivio para todos.

Todavía recuerdo nuestros hermanos de San Cristobal, despidiéndose de nosotros, incluso cuando el avión se acomodaba en la pista. Fue un despegue especial el de la aerolínea Rutaka, recordé algunas oraciones que tenían en el olvido, pero despegamos…

Gracias San Cristobal!

Dios los bendiga

Atte

Felipe Cáceres.

 

Salimos desde Valencia alrededor de las 7:30 de la mañana con destino a Menegrande. Un pueblo que nadie conocía, pero si nos hacíamos una idea. Viajamos en dos camionetas, una abán y en un jeep. Jon y los chicos se fueron en la aban, Julio y yo nos fuimos en el jeep. Fue un viaje relativamente largo, pero muy bendecido, porque la camioneta tenía una pantalla para ver videos y nos fuimos viendo el dvd de JonCarlo, que yo no había visto. Fue muy grato escuchar a Alejandro, el chofer, decir que estaba muy tocado por las canciones y por la ministración de Jon, y nos fuimos hablando del Señor y de las obras que Él ha hecho en nuestra vida y de las que seguirá haciendo.

Al llegar a Menegrande, un pueblo grande, valga la redundancia, que  según Hennesys, baterista de JonCarlos Band, es muy parecido a Santo Domingo. Estaba nublado, pero igual  que en todas partes hacía bastante calor y mucha humedad.

Ahí nos recibió la familia del Señor Euro, muy hospitalariamente y nos esperaban con lasaña para almorzar. Al parecer, teníamos mucha hambre, porque nadie habló en esa mesa hasta que paramos todos de comer. Luego,  nos fueron a dejar a cada uno a las casas en donde nos iban a recibir.

Junto con Julio, uno de los manager de la gira, nos toco la casa de  Daily, quien nos atendió muy bien, me planchó mi camisa,  me lavó un poco de ropa y en todo momento nos pregunta si necesitábamos algo. Después de un rato, nos preparamos y nos fuimos al lugar donde fue la Jornada de Oración.

Una parroquia, no muy grande, con vitrales muy lindos, que tenía todo el sector del altar en el centro del templo, además de tener un desnivel.  Entonces,  a nosotros nos ubicaron en ese sector, dando la espalda al tabernáculo y al altar, quedándonos de frente una parte de la asamblea, a la derecha otra parte y a nuestra izquierda, otra. Nos esperaban pacientemente unas 200 personas y parte de la banda había llegado. Fue en ese momento cuando comenzó una pequeña “lucha”(Ef 6,12), siempre teniendo la certeza en que el Señor iba a vencer.

La gente de sonido tenía una ensalada de claves de aquellos, tenían cajas de sonido pequeñas y grandes, tenía amplificador de guitarra, no había amplificador de bajo y había 2 monitores, que eran para el vocalista y el teclado. Después de un rato de espera, cuando yo vi que en la misma caja directa, donde me enchufaron la guitarra, me enchufaron el computador, yo dije humanamente: esta vaina  ya no me huele bien.- Probé sonido de voz,  guitarra y no estaba mal, pero el computador nunca sonó bien. Probamos con 2 cables y nada. En eso justo estaba ahí Robert, tecladista de JonCarlos Band, y le consulté, si Jon tendría un cable para conectar el computador. Efectivamente lo tenía, pero ya la animadora había presentado a unos jóvenes de la parroquia, que cantaría primero que nosotros y yo no alcancé a probar sonido. Yo me quedé tranquilo, porque sabía que después de ellos venía un receso, en donde iba a probar sonido. Mientras los jóvenes cantaban, nosotros estábamos en el salón de la parroquia, donde conversamos un rato y oramos. Al terminar la oración, la animadora, ya me estaba presentando…me di cuenta que ya no habría receso… Fui al tiro a probar, para que la gente no esperara y al llegar al lugar, mi computador estaba apagado, porque después de esperar 10 minutos un alargador, se me olvidó enchufarlo anteriormente. Aun así la gente esperaba ansiosa, porque era primera vez que se daba algo así en Menegrande. Después de los 5 minutos que se demora mi compu en prender, pude probar sonido y estaba todo bien. Gracias Señor!

Cante 5 canciones, en donde con la gracia del Espíritu Santo, pude animar a la gente, que estaba un poco apagada, pude dar  testimonio. La gente entregó su vida al Señor y recibió el Espíritu Santo. Me sentí conforme espiritualmente, humanamente con ganas de tocar más, pero ya era muy tarde y aun faltaba JonCarlo.

Me fui donde estaban los chicos y comentamos un poco “la jugada”. Me quedé con Jon conversando un momento, tomé la guitarra de él para conectarla, la dejé sonando, le dije a los chicos que yo estaría atento frente a cualquier cosa, busqué un lugar para sentarme y vivir el momento. Presentaron a Jon y comenzaron a tocar…fue donde comenzaron nuevamente los detalles…

La guitarra electroacústica de Jon, no sonaba, el sonido estaba muy fuerte y no se entendía nada de lo que salía por esos monitores, porque el bajo estaba por sobre toda las cosas. Yo veía que Fabio, guitarrista  de la banda (guitarra eléctrica), estaba insistiendo con la guitarra de Jon, para que sonara pero no pasó nada y la dejó. Me acerqué, tome la guitarra y después de tratar de hacerla sonar, me di cuenta que la batería de la guitarra estaba muerta. Fui rápido, cambié la batería, logré hacerla sonar y me senté nuevamente. Luego Jon me hace una señal, me dice que me acercara y me dijo: Dile que saque el bajo de los monitores y le suba a la voz! – Fui donde el tipo y le dije eso, al mismo tiempo vi que el Alex “El Negro” de la Cruz, bajista de JonCarlo, tenía cara de huevo frito y me dice: Se me va a apagar el PC porque me lo desconectaron y no me llega corriente! – Lo arreglamos y seguimos. Al rato, nuevamente dejó de sonar la guitarra, decidí tomarla, porque Jon ya la había dejado y ver qué pasaba. La guitarra empezó a sonar, pero no podía devolvérsela a Jon porque él estaba cantando la canción “Quema mi vida” y ministrando al pueblo, así que como me la sabía, decidí colgármela y empezar a tocar. Con tanto paseo con la guitarra estaba muy desafinada. Pero junto con Fabio, mientras Jon le hablaba a la asamblea, la afinamos y pude seguir tocando. Después de un rato sacaron a Jesús Sacramentado y ¿adivinen qué?…todo se calmó con su Santa Presencia.

Cuento corto, toqué 5 canciones con los chicos y después de una gran alabanza y adoración, donde Jesús se manifestaba con poder, sanaba relaciones afectivas de matrimonios, luego entre padres e hijos y finalmente, entre familias, donde todos nos llenamos de su amor, Jon nos hace decir al que está a nuestro lado: esta noche iba a ser diferente.- Se me acercó Fabio, que estaba atrás mío y me lo dice  y yo me acerque a Jon, casi soltando una carcajada y le dije: eso quedo claro! Jeje

Finalmente le pasé la guitarra a Jon, tocaron una más, compartimos con la gente y luego nos fuimos a nuestras casas a descansar.

Gracias por sus oraciones.

Atte

Felipe Cáceres

 

Disculpen el atrazo, pero no he tenido tiempo de escrbir y no en todos los lugares tenemos acceso a internet. Pero aqui vamos…

Ya vamos avanzando con todo . Ese día  nos toco día de descanso. Con Julio, nos levantamos temprano para tomar desayuno, junto a la familia de Teresa y Antonio, que cada momento que pasa y conocerlos, es conocer la generosidad y el amor de Jesús. Son una familia llena de Dios.

Fuimos a la casa de Ernesto, que se han portado un 7 con todos y lo voy a decir otra vez, nos atienden como reyes y lo más probable es que cada día que pasa, yo suba 1 kilo más de peso. ejaojoeu Llegamos (dijo mi mamá) a la casa y no habían llegado los demás, así que aproveché para hacer un momento de oración, fue tan profundo que me dio para escribir 2 canciones.

Luego almorzamos, disfrutamos y compartimos un poco, para irnos a un Mall. En el camino compartí y me reí mucho con Jon y los músicos. Conocer a Fabio, Giovanni, Robert, Hennesys y a Alex, ha sido una tremenda bendición y doy Gracias a Dios por eso.

Al llegar a la casa de Ernesto, de vuelta del mall, Antonio y Teresa nos invitaron, a Hennesys y a mi, a comprar comida árabe para el comer en la cena. Nos reímos bastante con las bromas de  Hennesys y pudimos compartir un agradable momento con ellos.  Después fuimos a la casa de Antonio a buscar unos cds que me habían encargado y fue cuando conocimos a Maria Fabiana , la hija de Antonio, y a su amiga. Compartimos un momento, para irnos  todos a la casa de Ernesto. Cuando nos íbamos, Antonio no llama y nos dice: Hennesys, Felipe, vengan pa’ca que les tengo un regalo!…Este es un regalo que le queremos hacer con la familia.- Nosotros vimos dos cajas que tenía en su mano, lo recibimos, muy ansiosos por esto. Antonio nos entrega una caja a cada uno,  con una sonrrisa en su rostro y la de su familia. Era un reloj hermoso para cada uno. Yo estaba lleno de alegría y muy contento. Creo que esa fue la guinda de la torta, de parte de ellos, porque me trataron muy bien y como ya dije y por los comentarios que he escuchado de las personas que los rodean, son un excelente matrimonio.

Mi corazón ardía (Lc24, 32) al ver la generosidad, la entrega de toda  ésta gente. Como han trabajado, sus esfuerzos y sus renuncias. Podemos notar el rostro y el servicio de Jesús en cada uno de ellos (Mt, 20, 28)

 Luego regresamos a la casa, compartimos un rato más, par luego ir a descansar.

Deja tus comentarios.

atte

Felipe Cáceres

 

Sirviendo en Valencia, Marzo 2011

Hoy con Julio, después de una equivocación de horarios en mi celular, en vez de ponerlo a las 6:45 nos despertamos a las 6:20…son detalles. La cosa es que después de un rato de espera, nos paso a buscar Carlos Castilla (excelente diseñador grafico y cantante católico) y viajamos con su Señora y su hijo de Maracay a Valencia.

Llegando a Valencia, compartimos en rato, conocimos el lugar y al Padre Roberto, que fue el que nos recibió en Valencia. Después de un rato llego Jon, para luego probar sonido.

Cuando terminamos, nos fuimos a almorzar a la casa de Ernesto. Una casa muy linda, muy acogedora, nos atendieron como Reyes y lo mejor de todo es que nos dieron mucha comida (que es una lucha por el tiempo litúrgico en que estamos)…el broche de oro fue la piscina. Estábamos de lo mejor, cuando Giovanni, que es el encargado de la misión, me dice: Tenemos que llevar más de tus discos por que se están acabando…ya que en la mañana yo había dejando 47 discos…Gloria a Dios!

Cuando  volvimos al lugar, habían 800 personas, recién había comenzado la misa, que yo pensé que era un concierto, porque estaba el Padre Roberto, revestido al frente y con un excelente ministerio de música a sus espaldas y estaba sonado filete!. La predicación, la música, la gente como adoraba y cantaba, las palabras del Padre Roberto, fue hermosa la Misa. Tanto así, que después cuando me tocó a mí cantar dije: ¿Qué hacemos ahora? Pero me di cuenta, en ese momento, que el Señor quería que esa gente se fuera rebosante de su amor y de su Espíritu Santo.

Al momento de cantar me sentí increíble, porque la gente estaba con un corazón dispuesto para alabar a Dios y recibir su perdón y declararlo como el Rey de sus vidas. Bailamos, saltamos, gritamos, adoramos, le pedimos perdón a Dios, le entregamos nuestras vidas nuevamente etc.  Fue un avivamiento increíble y el Señor se movía con mucho amor. Yo me gocé sirviendo en su presencia.

Luego cantó JonCarlo y eso fue lo que rebozó el vaso de la gracia de Dios. Sonó increíble, a la gente le encantó, fue una noche de adoración y de mucha Pasión. Lo que más me tocó durante el concierto, fue cuando estábamos cantando Te necesito…fue donde mi acordé de mi familia y de mi popolpa, en donde le pedí con mucha devoción, que Jesús pudiera ocupar el vacío que yo deje, al venirme a misionar acá. Le decía a Dios: Te necesito amando a mi papá, a mi mamá, mis hermanas y a mi polola…Te necesito en mi lugar…Fue muy lindo!!

Terminó el concierto y nos quedamos compartiendo con algunas personas que se quedaron para saludarnos.

Llegando a la casa, nos esperaban para comer y compartimos con todos. Luego, una de las maravillas, fue conocer a Antonio y Teresa, que es un matrimonio que nos recibió en su casa, a Julio y a mí. Un matrimonio muy lindo y lleno de Dios, que estoy seguro que el Señor los seguirá llenando de bendiciones.

Dios los bendiga!!

Atte

FC

 

Hoy me levante a las 4:30 de la mañana para emprender rumbo a la misión que tenemos en Venezuela junto a mi hno JonCarlo y su banda. Estaremos, al parecer en 10 lugares y estoy seguro que será de gran bendición para mucha gente. Estando en el aeropuerto, esperando abordar el avión con destino a Lima, para luego ir a Caracas, me encontré justo al lado de la puerta de embarque con un Starbucks, así que fue inevitable pasar y tomarme un Café Mocha.

Ya sentado en el avión, comencé a leer el evangelio y recordé que hoy se hace un “quiebre” en la cuaresma, porque es la fiesta de San José, y como dijo un sacerdote en la semana, podemos comer un buen postre, después de almuerzo…el domingo continuamos con esta cuaresma…

Lo que más me impactó de la palabra, fue que José, viéndose en esta inesperada situación, en donde no le cuadraba nada, confundido por que María, sin vivir juntos, estaba embarazada del Espíritu Santo, decidió…como decimos en Chile…“echarse al pollo” (irse), tal como dice la palabra, “a resolver esto”. De pronto, se le aparece el Ángel del Señor, para explicarle mejor todo lo que pasaba. Y la frase que más me impacta de la palabra es “No temas”. ¿Cuántas veces aun conociendo a Jesús, viéndonos con problemas, confundidos, no comprendemos las situaciones en las que nos pone El?¿Nos desesperamos?…creo que nos pasa muy seguido. Yo siento que la palabra de Dios, en este caso, siempre nos va decir, lo mismo que a José, obviamente que adecuando el evangelio a nuestro problema…Siempre tenemos que pensar que Dios va querer lo mejor para nosotros, no importando la situación en la que nos encontremos. Dios siempre nos va querer sorprender. Esperemos siempre lo mejor de Él.

Llegando a Venezuela me encontré con Julio y el Señor Jaramillo, quienes amablemente y con mucha paciencia, me llevaron desde Caracas hasta Maracay. Después de un largo viaje llegamos a nuestro destino, dimos unas vueltas para conocer y fue nuevamente inevitable, pasar a la Santa Misa, a la Catedral. Llegamos un poco tarde, pero fue muy grato conocer la gran celebración que tenían, ya que el patrón de la Diocesis es San José (Igual que en Temuco…). Me sentí muy acompañado por Jesús en la Eucaristía, más si cantan pescador de hombres en la comunión y otros detalles que me los dejo para mí.

Ya en la casa donde me quedo me encomiendo a sus oraciones. Espero escribir todos los días. Dios los acompañe.

Atte

FC

http://www.felipecaceres.cl